TALLER DE DANZA ÁRABE

La danza árabe o danza del vientre es conocida por ser una danza femenina y sensual, pero mucha gente desconoce la gran cantidad de beneficios que tiene para nuestro cuerpo y para nuestras emociones.

Si hablamos de sus beneficios físicos, con la danza árabe se trabaja de forma localizada la musculatura del vientre, espalda, pectorales, brazos y piernas, afina y alarga la figura y mejora la postura. El ejercicio a su vez, produce una mejor respiración por lo que el cerebro se oxigena, la mente se relaja y alivia las tensiones, ademas cada ejercicio implica una secuencia de pasos que trabaja la memoria.

Entre los beneficios emocionales, esta danza fomenta que la mujer se reencuentre con su esencia femenina, que mire y perciba su cuerpo como una belleza completa. Por otro lado, se trabaja la perseverancia y la paciencia en ella misma. La mujer aprende a quererse, valorarse y sobre todo a redescubrir y respetar todo su ser.

En resumen:

  • Exteriormente mejoramos la postura y la flexibilidad del cuerpo, interiormente una buena postura nos proyecta con mejor disposición ante la vida, la flexibilidad nos permite dejar de ser rígida frente a nuestra creencia de nosotras misma y hacia los demás.
  • Empezamos a sentirnos a gusto con nuestro cuerpo, a valorarlo, disfrutarlo  y respetarlos. Por lo que nuestra autoestima se empieza a elevar.
  • También, eliminamos las tensiones de la vida cotidiana

Esta disciplina propone realizar un ejercicio de moderada intensidad y  es recomendado para todas las personas sin importar su tamaño, edad y agilidad. El requerimiento principal es tener una buena disposición, constancia y ganas de disfrutar.

000